JESUCRISTO SUPERSTAR: ROCKSINFONÍA

 

 

 VIDEO: METALEROS 

 

Jesucristo Superstar: Rocksinfonía es un proyecto artístico, cultural y empresarial que nació en el año 2016 con el propósito de cubrir un vacío evidente en la oferta cultural y musical en España. Con este objetivo se crea una orquesta sinfónica profesional, de la más alta calidad, en la que participan más de 50 músicos, dedicada exclusivamente a la música compuesta por el líder de los musicales, Andrew Lloyd Webber. La finalidad es clara: acercar la esencia de los musicales en un formato sin perder su esencia dramática. 

 

El montaje musical fue estrenado en la ciudad de Avilés (Asturias) el 28 de abril de 2017 y, posteriormente trasladado a Madrid, donde debutó los días 10 y 11 de noviembre de 2017. Las entradas para ambas representaciones se agotaron en el plazo de 24 horas de ponerse a la venta. Más de 1.000 personas se pusieron en pie para aplaudir y vitorear durante dos horas de música. 

 

El concierto está integrado por una orquesta sinfónica, y la base rock del conocido grupo español Stravaganzza. El protagonista es el cantante Leo Jiménez (voz contemporánea del personaje de la versión de Jesucristo Superstar durante siete años consecutivos). Asimismo, la dirección musical corre a cargo del Maestro Pepe Herrero, director y gerente de la Orquesta Sinfónica de Cine de Madrid. El resto del elenco artístico está compuesto por siete cantantes profesionales del mundo de la ópera y el rock, Leo Jiménez (Jesucristo), Gema Hernández (María Magdalena), Tanke “Óscar” Ruiz (Judas Iscariote), Crístofer Hernández (Simón Zelote y Herodes), Boni Carrillo (Caifás), Cesar Muela (Pedro Apóstol) y Miguel Ángel Santos (Pilatos). 

 

Esta apuesta musical respeta la esencia original de la música de Andrew Lloyd Webber. Consiste en la interpretación sin interrupción de todos y cada uno los temas que componen la ópera rock original Jesus Christ Superstar. Importante resaltar que no se trata de un musical con decorados y ambientación escénica. Los protagonistas visten de gala y dan vida a sus personajes con escenificación dinámica (interactuando con el público), aunque no coreográfica. Por supuesto, el juego de luces que se ofrece es fundamental para darle más acción dramática y juego visual. A diferencia del musical, nuestra versión ofrece la plantilla completa de la orquesta sinfónica y coros sobre el escenario, compartiendo interpretación con los propios cantantes solistas en diferentes planos. El éxito del estreno en Asturias y Madrid pone de manifiesto el acierto de esta fórmula, nunca antes representado a nivel internacional. 

 

La gran innovación de esta versión radica en la perfecta conjugación del mundo clásico, representado por la orquesta, y el mundo heavy-rock, cuya esencia transmite en primera persona el Maestro Herrero y los cantantes protagonistas. Hasta el estreno de estos conciertos, nunca antes se había visto a toda la plantilla orquestal sobre el escenario. A pesar de que Jesucristo Superstar fue concebido por sus autores como un musical al uso, donde la orquesta se escucha pero, visualmente está desprovista de protagonismo. Por el contrario, la propia peculiaridad artística del director musical ya resulta, de una atracción visual para el público. Importante resaltar que la partitura original de Jesucristo Superstar fue concebida para ser interpretada por una orquesta sinfónica. En España hasta este estreno, no se tuvo la oportunidad de ver a una plantilla musical completa. Nunca antes se había puesto sobre las tablas de un escenario un Jesucristo Superstar con en este formato.